Abdominoplastia clásica

CONSIGUE UN ABDOMEN FIRME Y DEFINIDO

¿Te frustra no conseguir el abdomen perfecto? “Mira mi barriga”, “tengo la tripa hinchada”, “los abdominales no se me marcan” ¿Te suenan estas frases?. Un abdomen perfecto a veces necesita más que ejercicio, y la abdominoplastia clásica se presenta como una solución segura y efectiva.

Muchos pacientes que llegan a la Clínica de la Doctora Brasó nos explican esta inquietud y vienen buscando una solución. La exigencia estética de conseguir una tripa plana y tonificada puede causar frustración cuando lo hemos intentado todo. No obstante, no solo se trata de una cuestión estética. ¿Quieres saber más?

Abdominoplastia clásica

Tipo de intervención

Una abdominoplastia completa en la que se extrae el exceso de piel y grasa de todo el abdomen suele durar entre 2 y 4 horas, y una mini-abdominoplastia, entre 1 y 2 horas. Ambos tipos requieren una noche de ingreso y se realizan con anestesia general.

 

Postoperatorio

  • Reposo y cuidado de las incisiones durante las primeras semanas.
  • Uso de prendas de compresión para reducir la hinchazón y brindar soporte.
  • Evitar actividades extenuantes y levantar objetos pesados durante al menos 4-6 semanas.
  • Seguimiento regular con el cirujano para monitorear la cicatrización y resolver cualquier preocupación.

El presupuesto incluye un postoperatorio específico durante 10 días después de la cirugía, que consiste en una combinación de tratamientos de drenaje linfático, Indiba y ultrasonidos. La cabina de Cryosense se incluirá si la intervención lo requiere.

 

Resultados

El éxito que han alcanzado este tipo de cirugías se debe a la efectividad y facilidad con la que se desarrollan.  Ya sea una cirugía completa o mini, proporciona unos resultados excelentes, siendo en la mayoría de los casos definitivos, siempre y cuando se realice una dieta equilibrada y ejercicio frecuente. 

 

Reserva tu cita informativa gratuita y descubre si la abdominoplastia clásica es la solución para ti.

¿En qué consiste?

Se trata de una intervención quirúrgica más común de lo que pensamos. En la Clínica Doctora Brasó todos los años realizamos abdominoplastias con éxito. En la mayoría  de los casos se combina con la cirugía  de LipoSculpt 4D para conseguir una silueta más definida y un mejor resultado. 

  •  En hombres, también se suele combinar con el Ugraft. Esta técnica utiliza ecografía intraoperatoria para voluminizar con mayor precisión pequeños grupos musculares como el six pack, oblicuos, tríceps, trapecios y dorsales. El resultado es un aspecto corporal muy atlético, natural y duradero
  • En mujeres, se puede combinar con el RiBXCAR. Esta técnica consiste en el remodelado de las últimas costillas flotantes, para reducir  su diámetro y conseguir estrechar la cintura. 

La abdominoplastia clásica es un procedimiento quirúrgico que elimina el exceso de piel y grasa abdominal, tensa los músculos abdominales debilitados y remodela la zona media del cuerpo reforzando la musculatura. Con ella desaparece lo que coloquialmente conocemos como “tripa”. 

Se realiza mediante una incisión horizontal en la parte baja del abdomen, permitiendo una silueta más firme y tonificada. Hay que resaltar que en este tipo de intervenciones las cicatrices no son visibles con el uso de bañador y/o ropa interior. 

¿Es la abdominoplastia clásica adecuada para mí?

Es ideal para mujeres con:

  • Acumulación de grasa en el abdomen.
  • Exceso de piel tras una pérdida de peso brusca o embarazos.
  • Diástasis de los músculos abdominales.

Beneficios clave

  • Reduce la flacidez y la piel colgante.
  • Elimina la grasa abdominal.
  • Mejora la apariencia estética del abdomen.
  • Corrige la diástasis abdominal.
  • Otorga fuerza al core y mejora la postura. 

 

Experiencia durante la intervención

  • Se realiza bajo anestesia general con una técnica que reduce el dolor postoperatorio.
  • Incisión a lo largo del abdomen, justo por encima del pubis.
  • Se separa la piel de la pared abdominal, se tensan los músculos y se elimina el exceso de piel y grasa.
  • Se cierra la incisión con suturas y se coloca un vendaje.

Recuperación

Durante las primeras semanas, es común experimentar molestias y sensibilidad en el área abdominal. Se recomienda evitar actividades extenuantes y seguir las instrucciones médicas para el cuidado de las incisiones. 

Gracias a la técnica anestésica del Dr. Juan Bernardo Schuitemaker, la intensidad del dolor postoperatorio durante la fase aguda de la primera semana tras la operación, puede disminuir entre un 70% y 90%.

Después de la cirugía se recomienda el uso de prendas de compresión que ayudan a reducir la hinchazón y mejorar la cicatrización, también brindan soporte a los tejidos recién operados y ayudan a dar forma al contorno corporal. El seguimiento médico es importante para monitorear la recuperación y resolver cualquier preocupación.

Doctores especialistas en esta unidad

Dra. Meritxell Garay

Dra. Meritxell Garay

Dr. Sorin Mocanu

Dr. Sorin Mocanu

Dr. Juan Bernardo Schuitemaker

Dr. Juan Bernardo Schuitemaker

Posts relacionados